Seleccionar página

Una de las obras que con mayor frecuencia llevan a cabo las empresas de reformas es la sustitución de bañeras por platos de ducha.

¿Por qué es tan popular esta reforma?
Son varios los factores que que están cambiando los hábitos de los consumidores. Por una parte el aumento constante del precio del agua y una mayor conciencia ecológica está propiciando que cada vez sean menos las personas que llenan la bañera para lavarse. Por otro lado el envejecimiento de la población hace que en muchos hogares se decanten por el plato de ducha en lugar de la bañera, ya que el plato de ducha resulta mucho más accesible y seguro cuando existen problemas de movilidad.

Cambiar la bañera por un plato de ducha es más económico y rápido de lo que mucha gente piensa, estando el precio medio en torno a los 900 euros (plato de ducha y materiales incluido) y el tiempo de obra en torno a un día de trabajo.